2.25.2017

Sindrome Austen... Todos tenemos una Lydia



Querida Austen:


Te vengo a contar la historia de una amiga a la cual ya no se como aconsejar, el lazo con los amigos se puede hacer fuerte y débil según las situaciones. Conocí a Lydia (Orgullo y Prejuicio) y me lleva tan solo dos años. 

Siempre alegre y preparada para la fiesta sin medir consecuencias , cualquier noche podía encontrar el amor de su vida, es de esas amigas que todos seguimos sin explicarnos de que sitio saca a sus "exclusivos pretendientes".

"Siempre alegre, siempre hermosa y siempre rota"

Cuando pedías consejo su mejor idea era ve por el siguiente , lo que abundan son las personas ,etc; no había limites, aunque algunas historias eran divertidas como aquel que mando al cuerno cuando no fue que tuviera hijos, sino que ademas tenia esposa.

Me contaba su prospecto de amor buscando eternamente un Mr Darcy , cruzándose con Mr. Collins , abofeteando uno que otro Wickham pero siempre buscando el amor.



¡Ay querida Lydia! cuanto me gustaría que comprendieras que el amor no es un primer vistazo, no se trata de gustos similares (no te puedes enamorar de alguien solo porque también le gustan los Simpsons), el amor busca mas allá y no se queda en lo superficial; a veces temo que ese chico que rechazaste en la universidad, si ese que te traía un café en los días fríos y te burlabas por sus camisetas de superheroes quizás fuera tu anhelado Mr. Darcy.

Cuando se encontró con su propio Wickham se vio enredada,pago su propia dote en sitios costosos los cuales solo podía costear dejando de lado su carreta, la botaba la dejaba pero como cualquier Lydia lo hubiera hecho se apegaba al poco afecto que el le lanzaba, un dia uno se aburrió del otro y la dote de Lydia se acabo así como su presupuesto.

Todos como amigos esperábamos que quizás así pusiera sus ideas sobre la mesa y las organizara , pero no nuestra querida Lydia de cabello rizado solo quería festejar mas; lo cual me llevo a pensar tal vez en algún momento todas hemos sido Lydias buscando el amor o esperando que se nos atraviese y dejamos de pensar en lo que realmente importa.

Es difícil seguirle el ritmo, mientras ella vive la vida desesperadamente, dejando pasar uno tras otro, viendo que lo único que queda es una chica mas destrozada que el día anterior.




Atentamente.
Tuya Lizzie.

Si te gusta nuestro Blog suscribete
Si te gusto, comenta.



1 comentario:

  1. Muy interesante la reflexión que planteas :D
    El amor es algo muy complejo y varía dependiendo de la persona.
    Un beso, nos leemos.

    ResponderEliminar